Devoradora de libros (Influencers literarios)

Me gusta el blog de Devoradora de libros. Lo he descubierto recientemente y ya estoy viciado a sus reseñas y artículos. No es para menos: el contenido de Cristina Anguita es muy interesante. Para colmo, está bien escrito y argumentado. ¡Qué más se puede pedir!

Del citado blog aprecio, sobre todo, el criterio evaluador de su administradora. Cristina, igual que yo, intenta analizar cada obra según sus propios parámetros; es decir, valora cada libro conforme con el género al que se inscribe, la ambición con que fue concebido, etc… Sin por ello, eso sí, renunciar a insertarlo en una jerarquía superior que englobe otras lecturas. (Todo esto lo tenéis explicado según sus propias palabras en algún lado, creo recordar que en un balance anual, pero soy incapaz de recuperar ese enlace, por lo que no os lo adjunto.) Claro, este sistema implica algunos problemillas, pero es, de todos modos, satisfactoriamente honesto para con el libro tratando.

Por otro lado, Devoradora de libros destaca, a mi juicio, además de por la calidad de sus entradas, por la variedad de temas que abarca en ellas. Y es que Cristina no se limita a las reseñas, sino que dedica una buena parte de su tiempo a tocar temas vinculados con la literatura, el sector editorial, la crítica o los lectores. Huelga decir que las opiniones personales que esgrime la mayor parte del tiempo son lúcidas e inteligentes.

Tantos parabienes pueden dar a entender que no tengo ninguna queja de este blog. Pues bien, no es así. Pasemos a ellas:

  • Las entradas de Devoradora de libros se ramifican en enlaces internos. Hipertexto en estado puro, que a todas luces enriquece el discurso de la autora. Desgraciadamente, Cristina borró algunas de sus entradas, como nos cuenta aquí, y tanto enlace caído resulta algo confuso; frustrante, incluso.
  • Cristina es, quizás, algo laxa con lo juvenil o la literatura de entretenimiento. Al menos para mi gusto. Pero, al fin y al cabo, ¿no tenemos todos nuestros sesgos? Yo, por ejemplo, soy bastante condescendiente con el manga o el género de terror.

Y bueno, quiero cerrar reconociendo la ironía que es que yo tenga en mi blog una sección dedicada a criticar a críticos literarios. Porque Cristina nos engañó a todos el día de los santos inocentes del 2015 diciendo que iba a inaugurar una sección que, precisamente, iba a encargarse de criticar a críticos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *