Luis Gusmán: Tennessee

¡Cuántas sorpresas me están dando los escritores latinoamericanos! En esta ocasión os recomiendo a uno argentino. Su falsa novela policial Tennessee es, a todas luces, la obra de un veterano.

Apenas llega a las ciento cuarenta páginas pero transmite más, mucho más, que tantas otras narraciones el triple de extensas. Sobre todo, transmite humanidad. Hay algo entrañable en el patetismo tragicómico de sus protagonistas, en la vulnerabilidad de dos forzudos venidos a menos cuyos destinos van a volver a cruzarse sin que el tiempo haya limado las asperezas que median entre ambos. Hay algo entrañable en esta fábula sobre la amistad y el amor fraternal que no teme plasmar ni el resentimiento ni la miseria moral.

Mi reseña completa en Un libro al día.

Adolfo Bioy Casares: El lado de la sombra

Reseña de El lado de la sombra en Un libro al día. Antología que compila relatos totalmente mediocres de un autor que, en sus mejores momentos, ha perpetrado genialidades.

Lo dicho: estamos frente a una antología irregular. Una que, repito, cuesta creer que haya salido de la pluma de Casares. No la recomiendo entera. Si acaso, leed «El lado de la sombra» y «Los afanes» aquellos que, como yo, amasteis La invención de Morel. Los demás relatos son totalmente prescindibles, por mediocres y poco memorables. Creedme cuando os digo que no tardarán en desvanecerse en vuestra memoria.

Diego S. Lombardi: La coronación de las plantas

Reseña de La coronación de las plantas en Un libro al día. Novela experimental que homenajea con acierto a Lovecraft y presenta una edición de lujo gracias al currazo de Jekyll & Jill.

Voy a hacer una afirmación temeraria: Lovecraft es atmósfera y sutileza antes que tentáculos y locura. Lombardi parece entenderlo y con La coronación de las plantas nos brinda una fresca aproximación a la obra del maestro de Providence, a su planteamiento del horror cósmico, sin caer en las estrategias más fáciles y evidentes.